7 Comments

  1. Iba a decir que para mí los puntos claves son la empatía y el respeto… pero una buena comunicación y el sexo también son muy importantes así que nada que añadir 🙂

    • Maria

      Al final es un equilibrio, porque si hay comunicación, empatía y respeto, pero no hay sexo, se convierte la relación en una amistad maravillosa, pero obvia una parte importante. O si hay sexo pero no hay empatía, comunicación y respeto… se transforma en algo que no es una relación y no es sano. 😉 Me encanta el feedback. ¡Besotes!

  2. Algo así traté yo hace unas semanas,cuando descubrí que según mi marido, estamos superando una crisis que yo ni sabía que había comenzado. Cambia absolutamente todo cuando se es madre, aunque me queda el consuelo de otras mamás mayores que yo, que dicen que a partir de los 40 se recupera mucho de este tempo en pareja perdido.

    • Maria

      Jajajaj, sí, bueno, imagino que es diferente. Los padres que lo sean a los cuarenta va a ser que no, jajaja. A mi hay una cosa que me preocupa y es el uso que hacen del miedo a la ruptura de la pareja una herramienta para convencer en contra del colecho, lactancia y demás, entre otras cosas porque es una visión androcentrista y mientras culpa a la mujer del abandono de su papel de amante, al hombre lo obliga a mantener esa postura de macho machote que lo único que quiere es tener sexo. Cuando la realidad no es así. Jajaja, ¡me extendería todo! Ahora me paso a leerte. ¡Un besote!

  3. Como no tengo hijos no lo he vivido pero supongo que tiene que cambiar mucho en la pareja al tener un niño porque las prioridades cambian totalmente.

    De todas formas, para los que no tenemos niños también hay cosas que nos pueden distanciar, como el trabajo o preocupaciones familiares… Hay que encontrar siempre un ratito para compartir con la pareja como si no hubiera nada más en el mundo. Un besote!!!!

  4. […] Supervivencia de la pareja con hijos. Hay una parte en esto de la maternidad y la paternidad que queda como en el limbo con la llegada de un churumbel: la pareja. La crisis es inevitable dentro de los seis primeros meses de vida de la criatura y con cada hijo pasa lo mismo (evidencias empíricas avalan esta afirmación ;P ). Y, como todos los tipos de crisis, podemos aprovecharlas para crecer como pareja y como personas. Las crisis no son malas y ponen todo en su sitio. No hay que asustarse. Hay que tener en cuenta: El cansancio extremo, los cambios de vida, de horarios, de prioridades, cambios físicos y psicológicos (para los que se enfrentan por primera vez a la maternidad/paternidad), los desencuentros en cuestión de crianza y más tarde educación, que si tu madre, que si la mía. […]

  5. Verónica

    jooo!! me ha gustado mucho tu sinceridad. Siempre lo eres, pero es verdad que los temas de pareja son más íntimos y este lo es.
    Y coincido profundamente en lo que dices. La pareja es comunicación, empatía, sexo, risas, pasión, miradas, más sexo, jajaja debates infinitos y acuerdos sobre cosas temas que la paz en el mundo, jajaja. Y a veces cuando tenemos hijos nos olvidamos de que también somos esposa/mujer/novia/compañera/ pareja de otra persona que amamos tanto, hasta el punto de querer formar con él o con ella una familia.
    UUUYYY, no se si serán las horas o las fechas, pero me he puesto ñoña, jajaja!! En fin que me ha gustado lo que has dicho!! Besitos!!

Responder a Mi Álter Ego Cancelar respuesta