1. Jajajajaja!!!! Reflexión coñazo del mes, qué crack!! 😉
    Pues estoy totalmente de acuerdo, que prime el buen rollo, que nunca llueve a gusto de todos!!!! Creo que el sentimiento de culpa (y de disculpa permanente) es un mal paternos maternal, pero bueno…
    Un beso guapa!!!!!

    • Jajaja, seee. Es que me parece increíble que cada vez que pueden atacan cosas de su vida o a ella… qué asco! Y la culpa… siempre, siempre nos sigue. Es algo que nace con nosotras. Besotes!

  2. Yo estoy aprendiendo a no disculparme tanto…pero es una debilidad que tengo. Soy consciente de que yo hago lo que creo que es mejor (y no implica tomar decisiones a la ligera) pero siento la necesidad de justificar mis elecciones como madre, maestra, bloguera… Y tienes razón. No me meto con nadie… No debe preocuparme el ataque de los demás. Seamos comprensivos y dejemos el mal rollo para otros.

    • Yo también Noe. Lo malo es que Bei da gusto, tiene unas ideas brutales y molan mucho sus entradas de disfrute, la verdad. Un besote súper mami! Me alegro mil de que MiniMister esté recuperadillo (que no recuperado). Ahora mimitos para vosotros!

  3. Buf, y es que haberlas haylas… Pero el truco está en pasar, pero pasar de verdad. Y “de verdad”, subrayado 😛 Yo tardé en aprender… ahora soy (más) acojonantemente feliz 😀 Besazos Mady!

  4. No hay que hacer caso de las envidias ni de los comentarios mal intencionados. Nadie es perfecto y todo el mundo tiene derecho a equivocarse y a hacer las cosas de la manera que mejor le parezca. Un besote

  5. tía, es verdad…llámame malpensada, pero pienso que hay muchas que con tal de estar en el candelero y de conseguir visitas, se dedican a ese tipo de ataques…qué perecita, la verdad! lo de vivir y dejar vivir es que se estila poco…un besito, linda!

  6. Pues sí señora, toda la razón. Hay que pasar de la culpa, los complejos (especialmente los de los demás) y los consejos no pedidos. Y “si disen, que disan”, como dice una amiga mía, que bastante tenemos cada una con lo nuestro.
    Por cierto, el blog de Tigriteando es una pasada, me ha encantado.
    Un besooo!

  7. Claro que sí. Que una persona escriba sobre lo bonita que es su vida no hace que no tenga también sus cosas feas y viceversa. A mí a veces me da por escribir solo de dramas, como que parece que eso tiene más que escribir y luego pienso “la gente pensará que mi vida es horrible” y nada más lejos de la realidad, mi vida es muy feliz pero como en todas hay cosas buenas y malas. Y la maternidad tanto más de lo mismo, aunque sospecho que todo se vive con más intensidad.
    Besos

    • Totalmente de acuerdo, casi es lo que te apetezca contar, hay veces que por desahogo, otras por quedarte con lo bueno. Cada uno que cuente lo que quiera! Muaka!

  8. Eso, eso, buenas vibras! Yo paso mil de follones, prefiero quedarme con lo bueno. Y me ha intrigado ese fallo garrafal de tus principios… no te debía seguir entonces porque no lo recuerdo, pero tan malo no podía ser con lo maja que tú eres!
    Muas!

Deja un comentario