11 Comments

  1. Mis tortuguitas

    Que buena noticia!!! Si ya sabes el motivo de tu dolor ahora podras remediarlo… que bien!!!
    Oye… y todo te viene del patinaje? de las caidas de culo??? No me dijas eso!!! que las desapunto inmediatamente!!!!
    Besotes!!!

    • Jajaja, imagino que después de mucha tralla habrá que vigilar. Pero esa zona se llevó un golpe bastante fuerte en un a paliza que me dieron con 16 años, eso también influye 😉 Si ellas lo disfrutan no las saques 😉

  2. Nacho

    Cariño, no sabes lo mucho muchísimo que me alegra el que hayas dado con el problema! Y me ha encantado tu texto, como siempre. Un besazo gigante y adelante con la rehabilitación!!!

    -Nacho Redmoose-

  3. ¡Enhorabuena por el descubrimiento!
    Ojalá ahora puedas atajar el problema y combatirlo eficazmente y no con pastillas para el dolor. Me recuerdo al caso de mi pareja, que no tiene nada que ver con tu sacro sino con el piramidal y el médico le receta pastillas y que si le duele al andar no ande. ¡Toma ya! Nada de buscar soluciones.
    Un beso y a recuperarse!

    • Vaya! pues mira que a mi fue el piramidal lo primero que me empezó a dar guerra. Que busque un buen fisco para que le meta caña. Lo malo del piramidal es que es un músculo residual y una vez que te da es recurrente. Que no lo deje. Además es muy muy doloroso, no se calma en ninguna postura. Pobrecín! Estirar mucho y fisio! Un besete!

Deja un comentario