18 Comments

  1. Patri

    Tengo tal despiste, que hoy he sabido que tienes blog. Si, no pierdo la cabeza por ahí porque la llevo pegada al pescuezo. Estoy muy de acuerdo contigo en tu reflexión, yo que al revés que tú, soy madre de dos niños, (por lo que no puedo comprar vestidos, pero si me pondrán las cosas más fáciles…) Creo que lo de las etiquetas, sobretodo en esto de diferenciar los sexos, nos traerá de cabeza a más de una, yo también soy partidaria de no hacer distinciones, pero no todo está a mi alcance… Sin más, el otro día, no quiso un caramelo de fresa porque era rosa y él no es una niña! Te puedes imaginar mi cabreo y mi cara de no creer lo que oía, que tiene dos años y medio!! En fin, haremos lo que podamos!! Un besico

    • Maria

      Sí, poco a poco, la socialización nos complica la vida, jajaja, pero es un paso más. Respirar y destrozar clichés 🙂 Un besete!

  2. Los niños y las niñas son diferentes. Como son diferentes un niño de otro, y una niña de otra. Las mujeres y los hombres somos diferentes. Ni mejor. Ni peor. Distinto. Y benditas diferencias! Todas!
    Es verdad que tendemos a tirar de tópicos, porque muchas veces se cumplen (o creemos ver que se cumplen). Pero yo, como madre de dos chicos, tengo uno complejo emocionalmente y otro aparentemente más sencillo (el tiempo dirá lo que son realmente cada uno)… y son dos chicos! Los dos muy nobles, y los dos capullos cuando les toca y se les pone en las narices. Supongo que como las niñas.
    En fin! Qué interesante tu post, Mady!
    Besines 🙂

    • Maria

      Gracias 🙂 Es que yo creo que a la mamá de un niño, como tu dices, emocionalmente más complejo le tiene que descolocar haber escuchado eso toda la vida y ver que no se cumple. Jodó con las etiquetas, qué poder tienen! Pero vamos despertando, la consciencia es lo que tiene, que nos despierta y eso es maravilloso. 🙂

  3. Muy buena entrada, si señor.
    Estoy un poco harta de que nos cataloguen desde que nacemos por lo que tenemos entre las piernas. Somos personas y cada cual es diferente. Nunca he oído decir que los y las rubios y rubias son más así o asá que los morenos, eso sería impensable. ¿Por qué entonces sí lo hacemos con el sexo?
    La socialización ahí está y la tele tampoco ayuda en este aspecto, pero para eso están los padres (y madres que hasta el lenguaje es machista) para poco a poco hacerles entender que todos somos diferentes y nuestros gustos y forma de ser son nuestros, no de nuestro sexo.
    Besos

    • Maria

      Poco a poco, la sociedad va despertando, sólo hace falta que la consciencia aparezca y te diga: te estás dando cuenta de lo que significa lo que dices? Poco a poco. Jajaja. Muchas gracias 😉

  4. A mí me dijeron por primera vez lo de que los niños son más nobles cuando estaba embarazada, antes no lo había oído 😉
    Es un tema muy interesante. Desde luego a la sociedad le falta mucho para dejar de hablar de “cosas de niños” y “cosas de niñas”. Peque ya lo hace, y no porque lo haya oído de mí. Y es complicado cambie el chip en según que temas. Pero por intentarlo que no quede.
    De todas formas, sí creo que chicas y chicos somos distintos en ciertas conductas, lo que pasa es que eso no determina nuestro carácter, eso está determinado por muchísimas más cosas.
    Muas!

    • Maria

      Claro, las naturalezas son distintas, pero eso enriquece y equilibra. Si ya de pequeños les agrupan en dos sacos con características loables a unos y malas o otras ¿cómo se supone qué aguantas esa losa toda la vida? En fins. Las personas son geniales, no importan sus genitales 😉 Un besote!

  5. Que bien escribes Maddy, me ha encantado leerlo! Mucho tiene aún la sociedad que evolucionar y vendría genial que tonterías de este tipo la gente vaya quitándosela de la boca… como cuando voy por la calle con mi madre y me dicen ” ¿¿a donde la llevas ??” Perdona, no la llevo a ningún sitio, comparto paseo con ella y decidimos las dos a donde tenemos que ir y porqué, que necesite una silla de ruedas para hacerlo no quiere decir que de repente se haya convertido en un perro que hay que sacar a pasear… me puede en serio!! Pues como eso hay mil frases sin sentido que lo único que pone sobre la mesa es más desigualdad…. ojalá en algún momento no haya que escribir entradas tan bien enlazadas como ésta porque todo el mundo tenga claro el concepto. Las niñas y los niños son maravillosos, algunos adultos no tanto…

    • Maria

      Gracias Rocío! Joe, la gente. No se saben mover sin etiqueta, es horroroso. Pues sigue disfrutando de los paseos con tu mami 😉 Vamos plantando semillitas, quizá sean árboles maravillosos dentro de 200 años. 😉 Un besote!

  6. Yo no diría que los hombres, así en general, son más nobles. Hay de todo en la viña del señor pero, en mi experiencia personal, siempre que he visto gente enredando y tejiendo telarañas conspiratorias, las protagonistas eran mujeres. Aunque, repito, no por eso van a ser todas las mujeres iguales. Un besote.

    • Maria

      Entiendo lo que dices, pero sigue siendo un problema estructural. A los niños se le ha permitido la parte más espontánea en cuanto a las declaraciones se refiere. Una niña se encuentra muchas veces con una sentencia como: las señoritas no pueden decir eso (yo lo he vivido toda mi infancia, otra cosa es que hiciera caso). Lo que se esperaba de un niño y de una niña era diferente. Yo de pequeña quería ser un niño, eran libres, yo siempre me encontraba con: no hagas esto, qué van a pensar, no juegues a tal cosa, es de chicos, no grites así cuando corras. Y la mejor: eres una marimacho. ¡Qué bruta eres! Pareces un chico.

      Y crecemos como mujeres y nos encontramos con una abuela que te dice: Siempre tienes que tener un dinerillo que tu marido no sepa que lo tienes. No le tienes por qué contar todo. ¡Hostia! Educadas para mentir y actuar de espaldas. Para reprimir impulsos, etiquetadas. ¿Qué es una señorita?¿Qué se espera que haga?¿Hay que atar a las niñas porque de mayores van a ser maquiavélicas? Entiendo lo que dices. Pero hay que ver el recorrido que llevamos y entender que damos el trato que recibimos. Una mujer que alcanza un puesto hasta ahora reservado para hombres, ha tenido que renunciar a una parte esencial de ella, porque no se lo han puesto fácil. Ha perdido parte de su empatía, de su compasión.

      Lo que me queda por sentir por esas mujeres que atacan a otra por ser más libre, más alta, más baja, con más tetas, operada, con un marido rico, con un marido guapo, con un puesto de trabajo x, con niños, sin niños… en general a otras mujeres, es pena. Sólo puedo desearles que su vida se llene de amor para que puedan dejar de lado el resentimiento a su propia naturaleza.

      Chica, menuda chapa te he soltado, jajaja. Pero entiendo lo que dices. Un besote

  7. Yo que tengo de todo puedo decir que hay de todo, y no depende de niños o niñas. Hay muchos clichés, como con tantas otras cosas. A mis hijos también les dicen: no llores, que eres un hombre…
    Pero creo que poco a poco, nuestra generación va cambiando a nuestros hijos. Yo lo noto! 🙂

  8. Que me vas a contar de tópicos y etiquetas. Lo odio. Odio esas frases que etiquetan a los niños por su sexo.
    A mi la que me enfadó un día fue una que dijo alguien que ya no es amiga mía por ese tipo de cosas, era broma o eso dijo, pero una ya se cansa. “es que las niñas son mas listas”.
    A ver..quizas es tontería enfadarse por eso, pero es que no me gusta, no soporto que se etiquete de ese modo, y no es por tener yo un niño, pero es que no entiendo que por ser niño tenga que ser menos listo, o por ser niña tenga que ser más bruja.

    • Maria

      Sí, según en qué momento te lo puedes tomar con humor o indignación. Es que además afecta a ambos. Parece que el hecho de nacer con testículos te hace simple, sin derecho a mostrar emociones y poco intuitivo. En fin. Un besete!

Responder a Maria Cancelar respuesta