13 Comments

  1. sereducadora

    Está muy bien expresado todo, pero por esa regla no podríamos nunca hablar de nada, porque generalizar está feo y concretar a veces se queda escaso. Taradas hay, claro, y doulas que se exceden en su cometido también. Quiero deducir que de ahí el informe.
    Otra cosa es que una matrona haga en su tiempo particular de doula o de doula y matrona -lo que le vaya bien- y atienda partos lo mismo que te acompaña a la compra. Yo ahí no me meto.
    Por mi que se legalice, con sus estudios y su cotización, porque lo que tampoco ayuda es que cobren el dinero que cobran ”anunciándose” y todo en negro, que si luego esa señora no te ha ayudado y te ha hecho mas mal que bien, reclama al maestro armero.

    • Si es al colectivo, la denuncia no está bien puesta, si es a cuatro locas, sí. Es igual que el pediatra que dice que la lactancia es una esclavitud entre otras lindezas. Se ataca a todas las profesionales. Yo no digo que no se pueda hablar de nada. Y lo que tu dices, la declaración de su ejercicio y poder reclamar está bien.

      Yo puse una queja a la matrona, que no ha servido de nada, porque conozco dos casos posteriores al mío que son parecidos y con la misma persona. Molaría que se hiciese algo de verdad.

  2. Annie74

    Totalmente de acuerdo!!acompañantes y libertad de elección. Hoy en el programa de la mañana se podrían haber documentado un poquito antes de hablar

  3. Pues yo estoy muy de acuerdo contigo, lo que habría que atacar no es al colectivo en sí, sino a aquellos que no tienen suficiente con realizar su labor de acompañara sino que también se menten en asuntos médicos o que quieren imponer su opinión a la madre…

  4. Debería regularse para evitar que cualquier chalada se cuelgue el cartelito de doula y vaya por ahí haciendo comer placenta al pil-pil. Por lo demás, mientras no hagan daño a nadie y no se tomen atribuciones que no les corresponden, me parece totalmente lícito. Cada cual es libre de decidir quién le acompaña en el embarazo, parto y post-parto.

    Un besote!!!

  5. Hola María!

    Me ha encantado tu escrito.

    Yo tuve una profesional que me me acompañó los últimos meses del embarazo. Una comadrona. Ella ayudó a mi hija a nacer. Sin médicos. Como yo lo quise. En su día, no fueron pocos los que me trataron de loca desinformada, pero no era una cosa ni otra. Yo había leído un montón. Teníamos Plan B y Plan C. Yo vivía muy cerca del hospital. Habíamos previsto diferentes posibles escenarios y habíamos trazado un plan de acción.

    En los años setenta muchos niños llegaron al mundo con violencia extrema, siendo extraídos con fórceps de madres voluntariamente sedadas con anéstesia general. Madres que podrían haber parido perfectamente. Yo prefiero ser un animal pariendo en “descontrol” de mi cuerpo que un objeto sedado e instrumentalizado. Y está muy bien que cada uno pueda escoger la opción que más le va. Preferí agarrar a mi hijo y tirar de él para sacarlo de mi interior a despertarme con la boca seca y jaqueca lejos de mi bebé. ¿Estaban ellas más informadas que yo? Os aseguro que no. Eso era modernidad. Adónde vas a parar…

    Lo que tú dices “opciones” curiosamente unas se ponen más en duda que otras.

    Tuve la suerte de dar a luz en un lugar lejano en que pude pensar y actuar en libertad y en el que pude llevar a la práctica mis deseos, inconcebibles por aquel entonces en otros lugares. Y tuve clarísimo lo que quería y cómo lo quería. Y qué cosas me daban terror y qué cosas, aun infundiéndome respeto me resultaban las más lógicas.

    Luego parí otras dos veces. Cada experiencia fue diferente pero mi primer parto fue el que más se pareció a lo que yo había imaginado que era alumbrar a un hijo.

    ¿Ves por qué no escribí sobre el tema? Porque sabía que me iba a ir por las ramas. Pero si hubiera escrito sobre ello me habría gustado mucho hacerlo en el tono que tú lo has hecho.

    Es tan simple como que no se puede condenar a todo un colectivo por las malas prácticas de unos cuantos individuos. Es que es de cajón, vamos. Tan de cajón que me producía pereza escribir sobre ello. Tú lo has hecho muy bien. 🙂

  6. Gracias por tu experiencia Guapa! Yo conozco muchos casos de partos en casa sin ninguna complicación. Y conozco unos cuantos con y sin complicaciones en hospitales. Yo creo que cada una tiene que hacer aquello con lo que se sienta mejor. Efectivamente, el que da a luz en casa, consciente, tiene planB. Un besote!

Responder a mariaddlor Cancelar respuesta