18 Comments

    • Para el año que viene, quiero que Vera también se acuerde de cuando llegó. Miguel recuerda como el mejor día de su infancia el día que le dieron a Dino 😉 Besísimos.

  1. Mi hermano y yo nos pasamos la infancia pidiendo un animalito, el que fuese (desde un caballo hasta una tortuga) y nunca tuvimos nada. Bueno sí, 3 peces incompatibles entre sí que acabaron matándose entre ellos.

    • Pobres!!!!jajajajaja . Yo tuve peces…me daban muchísima pena en la pecera…y mucho asco, jajajja. Lo intenté y al final enfermaron. No vuelvo a tener animales que puedan vivir en libertad, me muero de pena. bisou

  2. A mis enanos les encantaría tener una mascota… me gustan mucho los perros (yo a mis padres siempre les pedía un perro, pero ná de ná… Ahora yo me niego, pero sé que algún día alguno de mis enanos me colará algún animalillo!!)
    Bs

    • La verdad es que hay muchos! Pero bueno, Nora ya ha escogido el nombre y con lo cabezona que es…seguro que le llama Thor aunque sea hembra, jajajaja

  3. Verónica

    Jo!! se me ha saltado la lagrimilla. Que tierno es escuchar algo así de una niña tan pequeña.
    Nosotros tenemos a Mulan, nuestra perrita, ella llegó antes que las niñas, y ellas la adoran. Que los niños crezcan con mascotas es un regalo para ellos.
    ¡¡Thor tiene suerte y aún ni lo sabe!!

    • Qué guay! A mí me habría encantado que creciesen con mascota, pero ni el tiempo disponible ni la economía han estado de nuestra parte, así que esperamos un momento un poco mejor 🙂 Seguro que el día que esté aquí somos nosotros los afortunados! 🙂

  4. Me encanta Nora… ¡Cómo lo visualiza! Thor lo va a tener todo muy bien preparadito cuando llegue… 🙂
    Muas!
    PS: Hice tu fiambre de pollo y éxito absoluto!!!! Thanks!

Responder a Verónica Cancelar respuesta