18 Comments

  1. Mis tortuguitas

    Sinceramente, este es uno de mis miedos… como serán en su adolescencia, en su madurez?… seguiran teniendo confianza en mi como ahora?? Con quien se juntarán??? Pero esta claro que hasta que no llegue esa etapa, no lo sabremos…
    Besos!!!

  2. Ojalá cuando yo tuve 15 años pudiera haber leído algo tan bonito de parte de mi madre… creo que a tus nenas no les cabrá ninguna duda de que las quieres con locura y que sólo quieres que sean felices y créeme que eso al final es lo único que importa cuando estás en la adolescencia.

  3. Mady!! tenía algunos post pendientes tuyos…jeje qué preciosa carta, creo que es un miedo recurrente! la clave creo que tú la has escrito: acordarnos de nuestros 15!! me ha gustado mucho! un besito!!

  4. Me siento muy identificada con lo que has escrito, yo tengo exactamente los mismos miedos. Supongo que será algo común en la mayoría de las madres, pero a mi me asusta un poco.
    Un beso!

    • Yo fui una adolescente jodidamente difícil y creo que mi madre hizo lo que pudo. Mis hijas me aterran, pero quiero aprender a disfrutar con ellas de esa etapa, para mí es como el Puente Hacia Terabitia o algo así, jajajja. Abandonan la niñez para empezar a ser adultas interesantes y no me lo quiero perder. 🙂

  5. Yuliana

    Yo me pregunto prácticamente todos los días, si mi forma de proceder hará de ella una mujer libre y feliz… Te leo desde «Entre apuntes y pañales» y apenas hoy me atrevo a comentar una entrada tuya. Me encanta lo que escribes. Saludos!

  6. Tú esta semana… me haces llorar, al final. 😉 Muchas gracias por escribir, por poner en palabras, los miedos que compartimos un poquito todas las madres. Que no perdamos la perspectiva… Precioso, Mady.

  7. Creo que es un miedo que compartimos todas un poco, nos proponemos acompañar y respetar su crecimiento… y eso es un reto. Cada día siento que es un reto que va cambiando, transformandose con él…
    Precioso Mady, un besito!!

  8. Que buenos deseos!! Y que miedo pensar en su adolescencia. Tienes mucha razón, yo también pienso a veces si seré capaz de no olvidar mi adolescencia y dejarle equivocarse para así poder aprender. Que buen post!!!

  9. […] política y a la propia, aprendes a confiar, sueltas un poquito, estás deseando soltar… todo eso era fácil…y ahora. Ahora que os veo convertiros en personas interesantísimas, divertidas, nobles, a […]

Deja un comentario